La agenda de la principal economía europea

| 4/4/2003 12:00:00 AM

La agenda de la principal economía europea

Este año, el canciller Gerhard Schroder luchará por satisfacer las necesidades de consolidar las finanzas públicas, reducir el desempleo y recobrar el crecimiento con el apoyo de la población. Hoy el déficit fiscal es de 3,6% del PIB, cuando el techo de la Comunidad Europea es de 3%, la economía crece a tasas cercanas a 0%, el desempleo es de casi 11% y la popularidad del gobierno se ubica en cerca de 25%.

En el campo fiscal, el gobierno de Schroder requiere aumentar el impuesto a la renta y reducir algunos subsidios. En cuanto al crecimiento, tendrá que enfrentar la realidad de la debilidad económica mundial y emprender, como lo ha anunciado, una serie de dificultades estructurales internas. La principal es en el mercado laboral: la legislación consagra una alta protección a los trabajadores, elevados beneficios a contratos a término indefinido y onerosas convenciones colectivas que evitan la generación de puestos de trabajo al ritmo que impone la crisis. El sistema de salud, a su vez, es el más costoso del mundo y enfrenta graves ineficiencias por cuenta de unos gastos muy elevados. Se avizora un fuerte pulso entre Schroder, apoyado por su partido Social Demócrata y los Verdes, y los Conservadores, respaldados por el monumental poderío de los sindicatos alemanes, que dominan el Congreso.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.