| 2/5/2014 8:00:00 PM

Sochi, ¿caro y contaminado?

Primero, fue la oposición la que puso contra las cuerdas al presidente ruso Vladimir Putin con acusaciones de corrupción y sobrecostos en las obras para celebrar los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi, que arrancan este 7 de febrero. El costo final de las obras fue de 43.000 millones de euros, es decir, siete veces lo planeado. Ahora son las organizaciones ambientalistas las que tienen contra los palos al gobierno y al Comité Olímpico, comprometidos con unos juegos ‘cero residuos’. Los grupos aseguran que los escombros de la construcción contaminaron fuentes de agua y alteraron el hábitat de algunas especies, entre ellas los osos pardos. Algo huele mal en Sochi.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?