| 9/18/2014 7:00:00 AM

EL COSTO DE LA INDEPENDENCIA

¡Es la economía, estúpido! Parece ser el tema central del debate sobre la independencia que busca Escocia del Reino Unido –cuyo referendo se realizaba al cierre de esta edición–. Algunos piensan que la ruptura supondría un fracaso económico, entre ellos el Nobel de Economía Paul Krugman, quien en el diario The New York Times advirtió sobre los riesgos que implica la separación. Para Krugman, así como Escocia puede convertirse en otro Canadá, es más probable que termine convirtiéndose en una España. Su advertencia va en línea con la decisión de varias empresas financieras de trasladar sus oficinas a Londres. Los bancos Lloyds, RBS e incluso el Royal Bank of Scotland no lo descartan, lo que evidencia el desacuerdo de estas entidades con la decisión secesionista y pone en evidencia las dificultades que podría enfrentar el país en medio de este proceso, tal como lo ha planteado el primer Ministro británico, David Cameron.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?