| 5/31/1998 12:00:00 AM

Falsa ilusión

Después de tres trimestres buenos en los que los colombianos nos llenamos de optimismo porque el PIB crecía por encima del 4%, todo parece indicar que la inercia favorable se está agotando y que entramos en un agudo proceso de contracción. Hacia adelante nada ayuda. La caída del consumo público, producto del ajuste que forzosamente deberá darse, y del privado que también caerá, llevarán a una reducción en la demanda que terminará por frustrar la recuperación que ya estaban experimentando algunos sectores. Así, el crecimiento del PIB trimestral en 1997 y 1998 tendrá forma de campana.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?