| 7/10/2013 6:00:00 PM

El efecto griego

Andreas Vgenopoulos es el mejor ejemplo de cómo la crisis en algunos países de Europa empezó a meterse de frente con los más acaudalados magnates. Hace tres años, varios hechos impulsaron su imagen y negocios: el tamaño de su fondo de inversión, que alcanzó los 15.000 millones de euros disponibles; la compra de la aerolínea Olympic Air por 180 millones de euros, que atravesaba por uno de los momentos más complejos de su historia, y una operación entre bancos chipriotas y griegos que le permitió crear la quinta mayor institución financiera de Grecia. Sin embargo, la situación hoy es muy diferente. Olympic está a la venta, el fondo de private equity está agobiado por pérdidas y deudas, y este hombre de negocios es acusado de arrastrar a Chipre al borde de la bancarrota. De la cima al infierno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?