| 9/3/2004 12:00:00 AM

El culpable de la volatilidad

Desde 1990 a 2003, los activos administrados por la industria de fondos mutuos de inversión en los países emergentes han crecido 19 veces hasta sumar cerca de US$800.000 millones. Se dice que con este crecimiento, la volatilidad financiera mundial aumentó, hasta comprometer las variables macroeconómicas de los países receptores de los dineros. Pero, ¿quién es el culpable de tanta volatilidad, los inversionistas extranjeros o los domésticos? Contrario a lo que generalmente se cree, los fondos extranjeros no tienen la culpa. Según una investigación del FMI, la incursión de los fondos de inversión extranjeros en los mercados emergentes tiene efectos menores que la de los fondos domésticos. Aunque la influencia de los extranjeros no se debe descartar, el papel que juegan durante eventos "estresantes" para los mercados se ha exagerado; las tenencias de los inversionistas locales siguen representando la mayor proporción del mercado. Sin embargo, persiste la pregunta sobre qué tanto se dejan influenciar los inversionistas domésticos por los movimientos que perciben en sus homólogos extranjeros.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?