| 3/21/2003 12:00:00 AM

Crecen en importancia

En 2002, las remesas giradas por trabajadores oriundos de América Latina y el Caribe (ALC) hacia sus países de origen sumaron US$32.000 millones. En vista de los menores flujos de inversión extranjera hacia estos países, estas remesas, que aumentaron 18% frente a 2001, a pesar de la diezmada actividad económica mundial, representan un bienvenido sustituto y guardan un poderoso efecto económico sobre la economía de su destino. Según el BID, durante 2002, las remesas casi equivalieron al total de la inversión extranjera directa (IED) hacia la región. Y en 2003 se espera que superen la IED como fuente de capital importado, con la ventaja de que sobre ellas no tiene que pagarse intereses. El efecto multiplicador de las remesas es de 3 a 1 por lo que los US$32.000 millones generaron cerca de US$100.000 millones en actividad económica en países de ALC.

El caso de Colombia es ejemplar pues durante 2001, las remesas representaron el 75% de la IED y en 2002 crecieron cerca de 28%. Por el efecto multiplicador, entonces, se calcula que los US$2.431 millones de remesas giradas a Colombia (3% del PIB) habrían generado alrededor de US$7.300 millones en actividad económica.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 535

PORTADA

El efecto Odebrecht en las 4G: ¿Los cierres están en peligro?

Una diferencia entre el Gobierno y un grupo de bancos por los recursos de la Ruta del Sol II ha encendido las alarmas en el sector de infraestructura. ¿Los cierres financieros están en peligro?