Confianza y mercados

| 6/27/2003 12:00:00 AM

Confianza y mercados

La deuda soberana de países emergentes está en auge. Por un lado, las tasas de interés de los países desarrollados se han reducido sustancialmente, debido a las políticas monetarias que buscan darles un empujón a sus economías en medio de una baja inflación. Estas condiciones tradicionalmente despiertan el lado más atrevido de inversionistas institucionales internacionales, que buscan rentabilidades que no encuentran en sus países. Por otro, la renovada confianza que la comunidad financiera internacional ha depositado en Brasil y Argentina, dos de los mayores deudores emergentes del mundo, ha generado más inversión. Con todo, el riesgo país medido por el índice de deuda de países emergentes, EMBI+ (Emerging Bond Market Index) ha caído estrepitosamente en los últimos meses. A finales de junio, este indicador se situaba en 500 puntos básicos, marcado descenso desde sus máximos niveles de más de 1.000 pb en 2002. Colombia no ha sido ajena a este auge. En junio, su EMBI marcó niveles por debajo de 450 pb, cuando hace un año estaba en más de 700 pb.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.