| 6/10/2015 7:00:00 PM

Guerra de chips

Intel concretó hace unos días la mayor transacción de su historia con la compra de Altera por US$16.700 millones. Altera se especializa en el diseño y desarrollo de circuitos integrados programables, con lo que Intel conseguirá un mejor rendimiento de sus procesadores y chips, y podrá competir con más fuerza en un mercado muy disputado. La operación se cerrará en los próximos seis meses.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?