Cinco años perdidos

| 5/2/2003 12:00:00 AM

Cinco años perdidos

Al tiempo con la crisis de crecimiento de 1998 y 1999, se frenó el aumento del bienestar que la población colombiana había registrado durante los siete primeros años de la década pasada. El Indice de Desarrollo Humano (IDH) creció 9,1% entre 1990 y 1997 y luego retrocedió 2,2% en los dos años más agudos de la crisis, con lo cual cayó casi al nivel de 1994.

Entre 1990 y 1997, el poder adquisitivo del ingreso por habitante ?medido en dólares? aumentó sin sobresaltos a un ritmo promedio del 12% anual. Pero además de este aumento en el ingreso, el avance en materia educativa explica la aceleración en el crecimiento del bienestar registrado en la segunda etapa de este período de auge (1993-1997). Durante los dos años siguientes, el grado de desarrollo y bienestar colectivo de la población pierde terreno por dos efectos combinados: a la reducción del ingreso se suma la reacción de los hogares que frente a la crisis económica retiran a sus hijos del sistema educativo. Por su parte, la esperanza de vida de la población colombiana aumentó 4,1 años en todo el período, lo cual mejora el desarrollo humano durante el auge y mitiga el efecto del retroceso tanto del ingreso como del logro educativo durante el período de crisis.

Cuando se discute la manera de conjurar el desequilibrio fiscal, vale la pena examinar una hipótesis: el gasto social en salud y educación es el único instrumento contracíclico. Contraerlo cuando caen los ingresos públicos puede profundizar el retroceso en el grado de desarrollo.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.