| 1/21/2005 12:00:00 AM

Camarón que se duerme.

Los países asiáticos han visto como una oportunidad las dificultades éticas para el financiamiento de investigación con células madre en Estados Unidos. China, India, Singapur, Corea del Sur y Japón han lanzado en los últimos años agresivos programas de fomento para aprovechar la situación y darle un impulso a su sector de biotecnología. El apoyo incluye fondos de inversión, la creación de complejos de investigación e, incluso, la "importación" de científicos de primer nivel. Aunque muchos científicos consideran que estos países aún están lejos de llegar a innovaciones importantes, los asiáticos son optimistas. Algunos progresos tempranos han dado aliento a los asiáticos, como el caso en Corea de una mujer de 37 años con una lesión en la columna vertebral, a quien se le transplantaron células madre y, según quienes la trataron, ha tenido una recuperación milagrosa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?