| 10/10/2008 12:00:00 AM

Calzado. Modernización empresarial

Las empresas de calzado están reforzando las inversiones con miras a mejorar los procesos de producción y distribución para competir ante la llegada de nuevas marcas internacionales. Mientras Bosi estrenará en los próximos días un centro de distribución en Bogotá, de más de 6.000 m2, una bodega con capacidad para almacenar 360.000 zapatos y una logística de despachos que permitirá manejar un flujo de más de 2.000 pares diarios; Vélez se mueve en la búsqueda de eficiencias, para lo cual implementó una planta de acabados en cuero con el fin de tener mayor disponibilidad de materiales y cumplir más rápidamente con la entrega de pedidos. Caprino, por su parte, avanza en una estrategia de eficiencia para bajar los costos y aumentar la productividad y viene aprovechando el costo del dólar para importar los cueros y materias primas. Las empresas también están buscando más espacio en los mercados internacionales y, de hecho, Bosi abrirá nuevas tiendas en Centroamérica y explora algunas iniciativas en Canadá, Estados Unidos, Chile y El Caribe.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?