| 8/20/2004 12:00:00 AM

Buena paga

Los mercados internacionales recibieron con poco entusiasmo la victoria del presidente venezolano Hugo Chávez en el referendo revocatorio. La deuda soberana del vecino país se mantuvo en los niveles más altos de los últimos seis meses, tras la especulación de que Chávez se mantendría en el poder asegurando estabilidad, por lo menos macroeconómica. La fortaleza de las cuentas externas de Venezuela, con todo, da razones para el optimismo. La cuenta corriente sigue mejorando. En 2003, el superávit subió 29% al sumar más de US$9.000 millones. Esto gracias a que el precio promedio de petróleo aumentó, lo que compensó una producción en recuperación después del paro de principios de 2003. Así, las exportaciones venezolanas, 80% de las cuales corresponde a petróleo, se han mantenido altas, en niveles de US$25.000 millones. Por ello, las reservas internacionales crecieron 14% y sumaron más de US$21.000 millones en 2003.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?