| 10/1/2004 12:00:00 AM

Buen augurio

La economía japonesa depende fuertemente de la demanda internacional. Por eso, los investigadores económicos del banco CSFB esperan un crecimiento flojo hasta el final del año, seguido de una recuperación en 2005. Opinan que la "reparación de los balances y los ajustes al empleo están llegando a su final", con lo que está bien dispuesta la escena para un aumento de la inversión y el empleo. El banco proyecta un crecimiento de 3,9% para la economía nipona este año y por debajo de 4,6% para la economía mundial.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?