| 12/11/2013 12:00:00 PM

Mi boda india

Los tres días de celebración de la fastuosa boda de Shristi Mittal, sobrina del magnate indio del acero, Lasksmi Mittal, le dejaron a Barcelona alrededor de 65 millones de euros de beneficios, superando los 60 millones de dólares que obtuvo París en 2004, cuando albergó el matrimonio de la hija del magnate. Pero, aunque el consumo y el turismo que generaron los 500 invitados movieron la registradora de la capital de Cataluña, ciudadanos y políticos rechazaron lo que calificaron de “lujo obsceno” y la utilización de instalaciones públicas ciudad para la lujosa boda.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?