| 6/22/2007 12:00:00 AM

Bienes básicos. Petróleo

El precio del petróleo continuaba disparado en la primera quincena de junio, cuando bordeó los US$69 por barril, la cifra más alta registrada desde septiembre del año pasado. Las situaciones de orden público en Oriente Medio, como la consolidación del control sobre Gaza por parte de los rebeldes de Hamás y la continua distensión entre israelíes y palestinos, explican parte del alza. A su vez, las expectativas de inflación por parte de los inversionistas, son inferiores a las esperadas, lo cual los motivó a reconfigurar el portafolio de renta fija hacia inversiones más agresivas en commodities. Los problemas no terminan allí, en Nigeria se espera una huelga programada debido a incrementos en el precio de la gasolina y la capacidad instalada de las refinerías se redujo en 0,4%, utilizando sólo el 89,2%, rompiendo las expectativas de crecimiento esperado del 0,8%. Según Peter Ferting, analista del Banco de Inversión Dresdner Kleinwort, esta situación continuará por un tiempo, ya que "el mercado se está enfocando de nuevo en el abastecimiento y los factores geopolíticos están impulsando la subida del barril en el corto plazo".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?