| 7/23/2004 12:00:00 AM

Ayuda poco merecida

Parece obvio que los grandes donantes del mundo eligen a sus receptores por sus niveles de pobreza, porque adoptan políticas económicas sanas políticas y porque tienen instituciones sólidas. No necesariamente. Un reciente estudio del Banco Mundial muestra que, en los años 80, estos criterios tenían poca relación con quiénes recibían ayuda. Sin embargo, esto ha venido cambiando. En los últimos 10 años, las decisiones han estado fuertemente influenciadas por condiciones de pobreza y buen gobierno. Hoy, el 75% de las entidades comprendidas en el estudio toman decisiones basadas en estos criterios. Pero el banco encuentra todavía un problema serio. Los donantes más grandes del mundo no son particularmente selectivos. Estados Unidos y Francia no se dejan influenciar por ninguno por estos criterios, mientras que Japón y la Comisión Europea no toman en cuenta la pobreza relativa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?