| 9/12/2012 6:00:00 PM

Atiborrados

El hacinamiento carcelario se está convirtiendo en un mal endémico en el país y en una seria amenaza para el sistema penal. El defensor del Pueblo, Jorge Otálora, puso el dedo en la llaga al afirmar que la solución no es crear más cárceles sino reformar la política criminal y lograr un mejor tratamiento penitenciario.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?