| 4/3/2009 12:00:00 AM

Alta tensión

Consternación total ha generado en España la intervención, por parte del Banco central de este país, de la Caja Castilla-La Mancha, una de las mayores cajas de ahorros del país y que estaba próxima a cerrar su fusión con su rival, Unicaja. La intervención tomó por sorpresa a los ahorradores y reavivó los temores frente a la solidez del sistema financiero español, lo que obligó al segundo vicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes, a salir a dar explicaciones. En España, la última intervención de un banco se dio en 1993 con Banesto y hoy no se descarta que otras entidades pasen también por este mecanismo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?