| 9/2/2005 12:00:00 AM

AlimentosApetito europeo

El debilitamiento de la economía europea tiene en problemas a las mayores compañías de alimentos estadounidenses. En agosto, Heinz reportó una baja de 19% en ventas. Por su parte, McDonald's asegura no haber cumplido sus metas para el primer semestre del año por la debilidad económica en Alemania y otra firma, Sara Lee, despedirá 1.400 personas de la región por cuenta de sus resultados.

El problema se ha incrementado en la medida en que los consumidores se deciden a ensayar las marcas privadas de supermercados de descuento, como Lidli y Aldi. Por ese fenómeno, Kraft Foods dice haber tenido reducciones de ventas superiores a 10%. Sus aumentos de precios no fueron seguidos por las marcas propias.

En Estados Unidos, en cambio, las ventas se incrementaron en 11,5% principalmente por las iniciativas de marketing que tuvieron Heinz, TGI Friday's y Popper Frozen Snacks.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?