| 4/15/2014 12:00:00 AM

Megareforma

Un ajuste tributario histórico es el que acaba de proponer la presidente de Chile, Michelle Bachelet al Congreso de su país. Con esta iniciativa se busca aumentar el recaudo de impuestos en US$8.200 millones (unos $16 billones). La reforma representa un verdadero apretón en el pago de tributos por parte de las empresas. Primero, porque les aumenta el gravamen de renta de 20% –vigente hoy– a 25%; esto se hará en una transición entre 2015 y 2017. Adicionalmente, la reforma elimina a partir de 2018 el Fondo de Utilidades Tributarias (FUT), un mecanismo que permitía a los empresarios no pagar impuestos sobre el total de renta originada en un año, sino solamente sobre los dividendos que repartieran. Otras de las medidas son las siguientes: la tasa de impuesto sobre la renta de personas naturales se reduce de 40% a 35%; aparecen tributos contra la contaminación y aumentan los de las bebidas alcohólicas y las gaseosas. Estos ajustes buscan recaudar recursos para financiar el plan de gobierno de Bachelet, quien se ha comprometido, entre otras cosas, con una reforma educativa que elimine el ánimo de lucro en este servicio y consolida la educación pública en todos los niveles.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?