| 10/1/2010 12:00:00 AM

Adquisiciones. Cargill se queda con marcas de Unilever

En una operación que asciende a los US$348,3 millones, la compañía norteamericana Cargill acaba de acordar la compra de la filial brasileña de tomates de Unilever y busca convertirse en líder en la producción de alimentos en la nación suramericana. La compra de Cargill incluye las marcas Pomarola, Pomodoro y Elefante, líderes en el mercado brasileño, así como también las instalaciones de Unilever en Goiania –en el estado de Goias– y una fábrica que procesa tomates.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?