| 8/28/2012 6:00:00 PM

Adiós luna de miel

Con tan solo cuatro meses en la Presidencia de Francia, la calificación de aprobación de François Hollande ya ha caído a niveles por debajo de 50%. Incluso, 72% de los franceses afirma que el nuevo mandatario no ha sido lo suficientemente activo para hacer frente a un desempleo que ya alcanza 10% y a una economía que permanece estancada. Y no se vislumbra un repunte. Hollande, el principal defensor de las políticas anti austeridad para enfrentar la crisis europea, tendrá que contarles a sus compatriotas en los próximos meses los recortes que habrá de hacer en los sistemas de salud y jubilación, la reducción de impuestos sobre la nómina a los empleadores para aumentar la competitividad empresarial y una serie de ajustes que los mercados esperan. Según economistas de BNP Paribas, si no hay medidas concretas de ajuste, los rendimientos de los bonos franceses comenzarán a subir rápidamente desde sus niveles actuales (3,4% en julio).

                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?