| 7/9/2010 2:10:00 PM

Verdes, desde la caja

Los sellos ecológicos son representaciones gráficas que indican las propiedades ambientales que puede tener un producto tecnológico. Estos son los más populares y difundidos.

Con los años, la tecnología 'verde' ha demostrado sus beneficios entre las organizaciones que deciden implementarla para realizar sus procesos. Junto a su clara contribución al medio ambiente, pues disipan mejor el calor, emiten menos gases y están elaborados con materiales reciclables, estas herramientas también ofrecen ahorros significativos a las empresas.

Servidores, impresoras, computadores o sistemas de electricidad, entre otros dispositivos, pueden seguir normas que ayudan a reducir el consumo de energía, que integran consumibles de mayor duración y menos desperdicio, o que incorporan tecnologías que no requieren la utilización de recursos naturales perecederos o de sustancias tóxicas. A esto se suma el valor agregado de presentarse como una empresa socialmente responsable, el cual es percibido por la comunidad, los trabajadores y los clientes.

"Lo que se hace alrededor de proteger el medio ambiente tiene un resultado intangible, que puede asociarse a la responsabilidad empresarial, y otro tangible asociado a lo económico. Podemos decir que estas medidas traen ganancias económicas y que, al igual que la calidad y el servicio, los clientes toman como variable de valoración el compromiso ambiental traducido en hechos", comenta César Cabrera, director de normalización, calidad y procesos de Schneider Electric de Colombia.

Una forma de conocer las propiedades ambientales que tiene una tecnología consiste en revisar sus 'sellos ecológicos', los cuales son representaciones gráficas o escritas que indican los estándares ambientales que fueron implementados durante su elaboración o las características especiales que garantizan una mayor protección del medio. Estos dibujos suelen encontrarse en sitios visibles para todos los usuarios: los equipos, sus cajas o sus manuales, por ejemplo.

Ante todo, deben tener el mismo significado en todos los casos, aunque su aplicación varíe por las características de cada producto. Por ejemplo, el sello Energy Star siempre indicará que los productos tienen menor consumo de energía que otros similares. Sin embargo, también puede revelar que un monitor consigue esta reducción porque utiliza tecnología LED o que una impresora lo hace porque cuenta con funciones para sacar copias por los dos lados de la hoja.

Las organizaciones encargadas de emitir estas marcas suelen depender directamente de Estados o de asociaciones independientes, que en ningún momento tienen relación con compañías interesadas en recibirlas. Así mismo, estas fundaciones no pueden lucrarse en ningún momento por la emisión de estos sellos.

Para Héctor Martínez, gerente de desarrollo para América Latina de APC, a pesar de la utilidad de los 'sellos ecológicos', los usuarios deben tomarlos solo como una guía que los lleve a indagar más a fondo en las características de los equipos antes de comprarlos. "Dos máquinas similares pueden tener el mismo logotipo que indica que son verdes. Sin embargo, una puede tener una eficiencia de 92% y la otra de 96%. Estos 4 puntos porcentuales de diferencia pueden representar un impacto ambiental sustancial, por su consumo de energía y las características de operación", dice.

De hecho, los principales sellos ambientales cuentan con canales para que los usuarios, fabricantes y organizaciones interesadas brinden sus propias opiniones, a partir de su experiencia con los artículos certificados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?