| 2/5/2010 12:00:00 PM

Tendencias para una tecnología más humana

Para 2010 las empresas buscarán tecnologías que, además de ofrecer mayor eficiencia y rentabilidad, mejoren la calidad de vida de sus colaboradores. Estas son algunas de las tendencias.

La crisis económica que afrontaron las organizaciones durante el año pasado se ha convertido en el principal determinante de las tecnologías que se consolidarán en los próximos doce meses.

Los analistas concuerdan en afirmar que, como muchas organizaciones retrasaron sus inversiones en renovación tecnológica, 2010 será un buen año, especialmente para aquellas tecnologías que aseguren un mayor tiempo antes de su reposición y que permitan obtener una rentabilidad que supere las metas propuestas.

A su vez, la incertidumbre de la crisis hizo que los empleados comenzaran a darle mayor importancia a su calidad de vida. Entonces, las empresas contemplarán tecnologías que les permitan a sus usuarios disponer de los recursos en todo lugar, sin estar amarrados a un espacio físico. Estas son algunas de las tendencias tecnológicas que ofrecen estos beneficios y que se observarán en 2010.

Los equipos son de quien los usa
Hasta ahora, los departamentos de tecnología deciden qué computadores, sistemas operativos y programas usan los colaboradores de la empresa. Gracias a la virtualización y a la posibilidad de instalar varios sistemas operativos en el mismo equipo, las empresas pueden tener control de sus operaciones en todo momento y deja de ser relevante quién es el propietario de los equipos.

De esta forma, las compañías han comenzado a ‘subsidiar’ la compra de computadores que sean propiedad de los empleados. Según el diario Sydney Morning Herald, esta tendencia beneficia a los trabajadores que quieren personalizar y tener control sobre sus equipos. Como el computador les pertenece, pueden instalar los programas y tener los archivos que quieran, bajo su responsabilidad.

Por su parte, la empresa habilita sus aplicaciones en línea, con lo cual mantiene el control sobre los datos sin poner en riesgo su operación. En este caso, la organización también ahorra dinero en soporte técnico, pues está a cargo de sus dueños.

Arquitectura y servicio
La arquitectura orientada al servicio (SOA, sigla en inglés) es un modelo de gestión que les permite a las empresas aprovechar sus recursos tecnológicos para alcanzar los objetivos de negocio más acertadamente. En este caso, la planeación cuidadosa de los sistemas permite ahorrar costos en la adquisición de equipos y contemplar el crecimiento orgánico de la organización, con lo cual evita inversiones innecesarias en infraestructura de tecnologías de la información.

Según Ana María Aristizábal, presidente de Soft Bolívar, la adopción de SOA se verá beneficiada ante la presión que tienen las organizaciones para reducir el costo de las áreas de tecnología y por la mayor flexibilidad que buscan en sus plataformas de sistemas, ante los cambios de los negocios. “La tecnología hoy permite la incorporación de procesos, personas e información en las organizaciones para ayudarles a diferenciarse”, señala.

Escritorio en todo lugar
Gracias a su posibilidad de mejorar la calidad de vida de los trabajadores, ganará más terreno la ‘virtualización de escritorios’. Esta tecnología permite administrar desde un servidor central todas las aplicaciones que usan los empleados para sus labores, desde herramientas de software hasta archivos de datos.

Para Joana Jaime, field sales manager para la región andina de Citrix, esta clase de virtualización le da la posibilidad al empleado de utilizar las mismas aplicaciones y datos que tiene en el computador de su oficina desde cualquier equipo con acceso a internet, incluso teléfonos inteligentes y clientes ligeros.

La virtualización de escritorios ofrece un beneficio adicional para las compañías: como el software está instalado en el servidor y funciona a través de la red, se reduce la necesidad de renovar computadores y estaciones de trabajo, pues no es necesario tener equipos muy poderosos para utilizar las aplicaciones.

La fuerza de una buena unión
En cuanto a conectividad, este año avanzarán los Servicios de LAN Privadas Virtuales (VPLS, sigla en inglés), una tecnología que permite integrar en una sola estructura varias redes empresariales de datos, conocidas como ethernet, de forma transparente e incluso en diversos puntos geográficos. Al final, todas las conexiones aparecen en una sola red.

Según Jaime Alberto Peláez Espinosa, presidente de Global Crossing Colombia, estas conexiones son indicadas para compañías con servicios que demandan grandes anchos de banda, como recuperación de datos o transmisión de voz y video. “Los gerentes de tecnologías de la información han tomado conciencia de que los servicios de datos que funcionan con tecnologías tradicionales ya no satisfacen sus necesidades, pues son costosos de escalar, operativamente complejos y con una actualización lenta”, comenta.

Las VPLS son ideales para empresas que deben conectar data centers o sitios remotos. En la actualidad son usadas en sistemas de salud, financieros, de gobierno e industrias tecnológicas interesadas en redes WAN multisitio.

Discos duros más eficientes
En 2010, los fabricantes de equipos apostarán por incluir más discos duros de estado sólido en sus computadores. Estos componentes están formados por memorias parecidas a las tipo flash, que se utilizan en cámaras digitales y teléfonos celulares, por lo que requieren menos energía que los discos duros tradicionales (platos magnéticos giratorios).


Así mismo, al ser más pequeños y rápidos, darán origen a nuevos equipos portátiles más livianos y que permitan realizar otras funciones. En este caso, ayudarán a consolidar los dispositivos tipo tablet y libros electrónicos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?