| 11/7/2008 12:00:00 PM

Servidores, al tamaño de las pyme

La llegada de nuevos fabricantes, y la creciente necesidad de las compañías por tecnificar sus procesos y tener redes internas, favorecen el uso de estos equipos.

Hasta hace unos años, los servidores empresariales parecían destinados a grandes corporaciones con gigantescos volúmenes de información y recursos suficientes para contratar áreas de sistemas dedicadas a su mantenimiento. Ahora, los beneficios de estos equipos de cómputo han llegado hasta las Pyme con sus propuestas de generar valor, tecnificar las operaciones y hallar nuevas formas de interacción entre clientes y proveedores. Un mercado que ha sido estimulado por la entrada de nuevos competidores -como Lenovo- y por la reducción de precios en marcas consolidadas, como Hewlett-Packard (HP), IBM y Dell.

Si bien, para una Pyme podría parecer suntuario tener un servidor, la realidad es que es una necesidad para cualquier compañía que quiera conectarse con el exterior, establecer niveles de seguridad para el uso de la información, obtener automáticamente copias de seguridad de los archivos o administrar aplicaciones críticas para el negocio. Y, también, puede ser una señal de formalidad. No es lo mismo que el correo de la empresa esté identificado con el nombre de la compañía, a que esté avalado por Hotmail, Yahoo! o Gmail.

Para Juan Martín Barrero, gerente de ventas corporativas de HP Colombia, tener un servidor es importante para proteger la información, usar aplicativos avanzados y tener herramientas de colaboración entre empleados y proveedores. "Una Pyme debe tener un servidor, casi desde el momento en que comienza a intercambiar información con usuarios internos o externos", comenta.

En esto concuerda Felipe Acevedo, gerente para mercado medio STG de IBM, quien agrega que esta infraestructura genera valor, crece con el cliente y le permite ser más competitivo: "No conozco una empresa que no quiera tener un portal web, acceder a servicios de internet o mejorar su sistema de facturación".

En este momento, hay servidores que, por menos de US$2.000, funcionan sin necesidad de hacer inversiones en refrigeración, integran herramientas que reducen su costo de propiedad y realizan las mismas tareas -en menor escala- que los usados en compañías con más empleados.

Los servidores tienen características físicas que los distinguen de 'sus primos' de escritorio: procesadores más rápidos, mayor cantidad de RAM y discos duros con más capacidad. También cuentan con partes redundantes para asegurar la continuidad en la operación: si falla un componente, no se detienen.



Para cada necesidad
No hay un servidor estándar para las Pyme, pero sí hay varios factores que deben ser tenidos en cuenta a la hora de seleccionarlo. "El uso del equipo depende de la realidad de cada empresa y de sus tareas críticas. Si depende de su sitio web, sería interesante que considerara tenerlo internamente", dice Guillermo Cardozo, director de mercadeo y productos de Lenovo Colombia.

Cardozo comenta que, de cara a las Pyme, han dotado sus equipos con funcionalidades que reducen problemas comunes y automatizan su instalación o la actualización de aplicaciones. "Los usuarios buscan que el servidor tenga una operación amigable y sencilla, así como características de diseño que permitan contar con enfriamiento y manejo de energía eficientes".

Xavier Vidal, gerente de servidores de Dell para América Latina, recomienda mínimo 4GB de RAM en equipos para pequeñas empresas que gestionen correo electrónico y los sistemas contables o de inventarios. El experto sugiere dos discos duros de 500 GB con algún sistema que copie los datos en ambos al mismo tiempo. Así mismo, recomienda tener mecanismos para exportar información (como DVD Writer) y soporte contra fallos de energía (como UPS).

Los servidores también deberían ofrecer opciones para aumentar sus capacidades técnicas, en la medida en que crezcan los requerimientos de la empresa. Hay tres tipos de servidores que determinan la forma para agregar componentes: torres, rack o cuchilla (ver recuadro).

En un comienzo se utilizaba casi un equipo por tarea, pero los fabricantes han acuñado el término 'virtualización' para servidores que cumplen varias funciones al tiempo. "Los equipos tradicionales sólo usan el 20% de su capacidad. La idea es aprovechar ese lucro cesante y sacar el máximo provecho de la tecnología", comenta Acevedo, de IBM.

Para Juan Martín Barrero, de HP, junto a la parte técnica, el cliente debe tener en cuenta otros aspectos, como la ingeniería detrás de su construcción, el soporte y el servicio posventa que pueda ofrecer el fabricante. Estos garantizan la calidad y duración de su inversión.

Si bien una Pyme puede defenderse montando una red interna con los distintos computadores de la empresa, el servidor le ayudará a proteger el activo más valioso de la compañía: su información. Además, le dará la posibilidad de interactuar con clientes y proveedores en un mundo que cada vez está más conectado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?