| 7/4/2008 12:00:00 AM

Portátiles recortan terreno

Colombia es el segundo país de Latinoamérica con mayor crecimiento de mercado de computadores portátiles. Las proyecciones indican que en el mediano plazo se venderán más que los PC de escritorio.

Al finalizar el año, los fabricantes de computadores entregarán 310 millones de aparatos a clientes de todos los rincones del planeta, de acuerdo con el estudio que acaba de publicar la firma de investigación IDC. Y este año, como en los anteriores, la venta de portátiles (también llamados laptops), seguirá cerrando la brecha frente a los equipos de escritorio. Según la consultora, los portátiles registrarán la mayor tasa de incremento, al llegar a 145,3 millones de unidades entregadas, equivalentes al 34,5% del total de las ventas.

Aunque es claro que los equipos de escritorio aún representan la mayor parte del mercado, es evidente que los portátiles están impulsando el mercado general de los PC, reconoció Ted Clark, vicepresidente senior y gerente global de la unidad de negocios Notebook de HP, en diálogo con Dinero durante el encuentro de tecnología Connecting your world realizado en Berlín (Alemania).

De acuerdo con el ejecutivo, este no es un fenómeno coyuntural de Colombia, sino una tendencia global que se ha empezado a consolidar desde hace algún tiempo en los mercados maduros y que está entrando con fuerza en los mercados emergentes.

Las cifras respaldan la afirmación de Clark. En Latinoamérica, por ejemplo, la participación de los portátiles en el mercado global de los PC fue en promedio, durante los primeros tres meses del año, de 33,6% frente al 22,6% registrado en el mismo periodo del año anterior.

Y son precisamente los mercados emergentes, como el colombiano, en donde se está registrando una presencia importante del equipo portátil en el comportamiento general de distribución y venta de PC. Según Carlos Villate, director de IDC en el país, las mediciones realizadas han establecido que de todo el continente (salvo Canadá y Estados Unidos), Colombia es uno de los de mejor comportamiento en este producto, con relación a los índices de crecimiento en términos de participación.

Así lo confirma Arturo Lee, director de marketing de Hewlett Packard para Latinoamérica, al explicar -con base en datos globales del reporte IDC PC Track- que junto con Chile, Colombia se consolidó como el segundo país de mayor penetración y crecimiento del mercado del portátil en su relación con los equipos de escritorio. "En Latinoamérica en general hay una fuerte transición hacia las laptops. El mercado del consumidor el año entrante se va a inclinar más hacia los portátiles que al PC", explica el directivo.

Los números presentados por Lee establecen que en el primer trimestre de 2008, los portátiles tenían el 43% del mercado en Colombia (frente a 57% del equipo de escritorio), lo que representa 13 puntos más que lo reportado durante el mismo periodo del año anterior. En 2006 su participación estaba alrededor del 17%.

En ese orden de ideas, es claro, según Marcela Perilla, gerente general de Dell Colombia, que tal línea de comportamiento continuará con ese ritmo de crecimiento toda vez que, según explicó, los reportes de las consultoras proyectan que para 2009, el 50% del parque computacional que hay en el país podría corresponder a equipos portátiles. "En Colombia, las ventas de notebooks (portátiles) han crecido más del doble de las ventas de desktops (escritorio) durante el último año", agrega.

No obstante lo anterior, Villate de IDC, y en general los directivos de las empresas consultados, fueron claros en advertir que, si bien es cierto que hay una tendencia favorable de incremento en la participación del mercado de los portátiles, no se vislumbra desde ningún punto de vista -ni en el corto, ni mediano ni largo plazo- la desaparición de los computadores de escritorio, que seguirán teniendo una fuerte presencia en todos los nichos (ver recuadro).

Héctor García, gerente general de Quórum, firma ensambladora de equipos de computación, aseguró que por lo menos en Colombia el crecimiento de los PC de escritorio aún mantiene unos niveles interesantes. "Por eso es difícil predecir cuándo se invertirá la tendencia en nuestro país", explicó García.



Cuestión de movilidad

Pero ¿qué variables están incidiendo para que los portátiles crezcan su participación en mercados como el colombiano? La respuesta general -casi al unísono- de los gerentes de las compañías consultadas con presencia en Colombia se resume en tres palabras: movilidad, conectividad y precio.

Marcela Perilla, de Dell Colombia, indica que en el segmento corporativo, dentro de la normal evolución del mercado local, las compañías están girando hacia el establecimiento de relaciones laborales y de productividad que implican movilidad -especialmente en los niveles directivos y ejecutivos de las organizaciones- la cual es hoy posible gracias a la disponibilidad de conectividad y acceso a internet desde casi cualquier lugar.

En este orden de ideas, Perilla agrega que el establecimiento en el país de redes de tercera generación (3G) y de tecnologías de redes de acceso inalámbrico a internet están contribuyendo en gran proporción a que se consolide el mercado de los portátiles, tanto en el segmento corporativo como en el masivo. "Eso va a disparar el consumo y el crecimiento del mercado de los dispositivos móviles, entre ellos los laptops, asegura Lee. Adicional a ello, hay un tema de costos. Iván Ballesteros, gerente general de Lenovo, explica que en Colombia la exención del IVA a los computadores de ciertos rangos de precios (en la actualidad hasta un margen de $1'718.000) y la revaluación del peso frente al dólar les han dado acceso a muchos usuarios a adquirir equipos portátiles por precios relativamente equivalentes con similares configuraciones a los de equipos de escritorio.

Además, la variedad de equipos disponibles en Colombia, con configuraciones para todo tipo de público, incrementó una competencia que ha permitido una disminución de los precios finales en unas máquinas que hasta hace poco no eran tan asequibles para la mayoría de lo usuarios, agrega García, de Quórum.

La reducción de la brecha de precios, y las exigencias en términos de movilidad y portabilidad, han hecho que los equipos portátiles sean más accesibles a un mayor número de consumidores. Hoy es posible conseguir equipos de marca con rangos de precios que empiezan en los $900.000 pesos, algo impensable para este tipo de computadores hace no más de un año. Los equipos de escritorio tienen una demanda asegurada, pero las condiciones cada vez más favorables de los laptop le están disputando el primer lugar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?