| 5/11/2007 12:00:00 AM

Otro paso contra la brecha digital

El plan de computadores baratos para niños pobres en países del Tercer Mundo, impulsado por MIT, fue muy criticado por utópico. Ahora Intel busca llegar a los mismos usuarios con pasos concretos. Colombia está en el camino.

Sólo el 16,5% de la población mundial accede a Internet, según Internet World Stats. Mientras en Estados Unidos el porcentaje llega al 70%, en África no supera el 4%. Dos ideas distintas tratan de evitar que se ahonde la brecha digital entre los que viven la red y los que no han sido tocados por ella. Su herramienta: computadores de bajo costo.

Por un lado, está el centro educativo de Estados Unidos, MIT (Massachusetts Institute of Technology) junto a la desarrolladora de procesadores AMD y, por el otro, la gigante multinacional Intel -rival de aquella-. Entre los dos -y jugando del lado de Intel sin relación directa aparente-, está Microsoft -omnipresente cada vez más en toda movida tecnológica global-. MIT viene trabajando desde hace más de 10 años en el proyecto OLPC (One Laptop Per Child), imaginado y liderado por Nicholas Negroponte, y desde 2005 viene anunciando la salida de su portátil 'solidario' -a un precio de US$100-, pero solo hasta este año, al parecer, se ha concretado el equipo. Así lo corrobora el sólido interés de los gobiernos de Brasil, China, Tailandia, Egipto y Sudáfrica, pero sobre todo, el reciente anuncio de que 19 estados de Estados Unidos están muy interesados en adquirir el XOPC (nombre del equipo de MIT-AMD). Quizá al ver este panorama, Intel entendió que lo que parecía una idea utópica podía funcionar y además ser un gran negocio a mediano plazo, así que desarrolló rápidamente su propia computadora económica: la Classmate, que supera en servicios a la otra, pero también en precio: un poco más de US$400.


En el mundo

En Colombia estuvo hace un par de semanas John E. Davies, el gerente general de World Ahead, el programa global del cual es parte Classmate PC, la idea de Intel para "llevar tecnología sin compromisos a cualquier parte del mundo", centrada en personas de comunidades en desarrollo, la PC integra y extiende los esfuerzos de la multinacional por acelerar el progreso en el uso de la tecnología en cuatro áreas: accesibilidad, conectividad, educación y contenido". En este proyecto Intel asegura que invertirá más de US$1.000 millones en los próximos cinco años.

La estrategia pasa por ampliar el acceso inalámbrico y de banda ancha y formar a 10 millones de profesores alrededor del mundo. Como eje de acercamiento del proyecto se creó el portátil para escolares, "que funciona con cualquier sistema operativo y tiene conexión a Internet. Su despliegue masivo empezará a mediados de este año y, de momento, ya están en marcha pruebas piloto en Brasil, Nigeria, Perú, Vietnam, Suráfrica, China y Rusia", dijo Davies, de Intel.

Classmate PC se destaca por ser un equipo pensado para el uso por parte de niños, pues resiste golpes y líquidos y además es fácil de transportar, ya que pesa poco más de un kilo. "Esto permite que los estudiantes puedan usar el Classmate PC para aprender conceptos a través de la innovación y del contenido interactivo, permitiendo además el trabajo colaborativo de los alumnos; por ejemplo, a través de notas hechas a mano que pueden ser transferidas y guardadas para ser compartidas con otros estudiantes. A la vez, facilita a los profesores tareas habituales como el monitoreo de asistencia, preparación de las clases y la administración de pruebas", explicó Davies. Los Classmate están basados en los procesadores Mobile Celeron de Intel y su configuración incluye pantalla de siete pulgadas, dos gigas de memoria flash para almacenar información y conexión inalámbrica wi-fi. La página de Intel sobre el tema indica que podrán equiparse con Windows o con Linux.

Por su parte, desde 2004, Advanced Micro Devices (AMD) desarrolla el programa 50 por 15 con el objetivo de conectar a Internet a la mitad de la población mundial en 2015. "Para conseguir este objetivo no hay que desarrollar nueva tecnología. Ya existe. Lo que hace falta es desarrollar nuevos ecosistemas y modelos de negocio. Por ejemplo, crear un sistema financiero para gente con poco dinero y que no sabe lo que es un crédito bancario", asegura Henri Richard, vicepresidente de AMD.

Su apoyo al proyecto de MIT ha sido fundamental para mejorar los alcances del XOPC, y le ha permitido junto a los aportes económicos y de conocimiento de Brightstar, Chi Mei, Google, Marvell, News Corp, Nortel, Quanta, RedHat y SES Global, crear una infraestructura replicable y sostenible para producir el portátil, aunque su objetivo no sea comercializarse por fuera de las guías precisas de los gobiernos a los que ven como nicho del programa. "En esta primera fase deben ser los gobiernos. Ningún cliente más cumple los requisitos. Si el lanzamiento es satisfactorio, ONGs y fundaciones privadas también podrán comprar el portátil XO. El portátil se venderá al precio que tenga en el momento en que se manufacture. Esperamos que las entregas empiecen a un precio cercano a los US$140 y llegar a la cifra de US$100 en 2008", dijo Michail Bletsas, responsable de conectividad en el programa de Negroponte.

Por su lado, Davies, de Intel, acepta que Classmate es un negocio, pero que puede ayudar a combatir la brecha digital. "Ésta es una fórmula que sirve como introducción a las últimas propuestas Intel para llegar a los usuarios del Tercer Mundo, pero es una forma responsable de asegurar mercado para el futuro. Nos interesa tener clientes, pero eso no es posible solo pensando en los que ya tienen acceso a Internet, por eso lo que buscamos es beneficiarlos a ellos, porque eso es una forma de saber que podremos seguir existiendo como compañía en el futuro", explicó Davies.

De otro lado, la propuesta de Microsoft es la venta de un paquete para estudiantes que por el equivalente a US$3 ofrece diversos programas, entre ellos Windows. Tras su propuesta de software barato, Microsoft ha señalado que con la medida intenta reducir la brecha digital, ayudando a "5.000 millones de personas que no se benefician todavía con los avances tecnológicos". Según unas declaraciones de Bill Gates en China, este software económico de Microsoft pretende conseguir mil millones de nuevos usuarios de su sistema operativo para el año 2015.

Intel ha incorporado este sistema operativo en un principio a su Classmate, pero en una alianza con Hyperlynk anunció que está trabajando para desarrollar una versión de su Mandriva Linux 2007 que vendrá preinstalada en el Classmate. Una respuesta al interés que países como Brasil y China muestran por un software sin costo. Por su parte, el equipo de Negroponte, esquivo a pensar siquiera en Windows en su máquina, ha venido haciendo estudios para incorporar de nuevo una memoria más robusta que quizá soporte este sistema, lo que podría, a mediano plazo, abrirle las puertas de negocios con gobiernos europeos.



En Colombia

El Classmate PC es tan solo una parte del programa Intel World Ahead, pues este combina el currículo de las escuelas y los maestros para mejorar la educación en países en desarrollo, además de un trabajo conjunto con los gobiernos locales para mejorar la infraestructura y la penetración de Internet. "En Colombia hemos iniciado desde este año, con mucha fuerza, el trabajo integrado con el gobierno en lo que se refiere a planes de conectividad. Sin embargo, los esfuerzos por llegar con el programa al país vienen de mucho tiempo atrás. De hecho, en este momento ya podemos contar con 5.000 maestros del país capacitados para manejar el Classmate y sus contenidos", comenta Davies, de Intel. Los proyectos de conectividad en algunas áreas rurales y el proyecto de capacitación a profesores, se adelantan con un 50% de financiación por parte de la multinacional, según sus voceros.

Precisamente, los contenidos son uno de los puntos más importantes del programa, pues no se trata de solo un dispositivo de bajo costo, sino que, dentro del costo, se incluye la posibilidad de ingresar vía web a software educativo en español. "Desarrollando contenido local como currículos de ciencias y matemáticas basados en Intel skoool, vamos más allá de ofrecer tan solo un parte de la solución. Estamos invirtiendo cerca de US$10 millones en este desarrollo. Al mismo tiempo estamos profundizando nuestros programas de responsabilidad social empresarial", asegura Davies.

Los contenidos, además, pueden ser usados como una palanca de la industria local de software, para el cual se abre mercado si más niños están conectados a lo largo y ancho del país, lo que Davies corrobora: "Intel trabajará con los países para establecer planes que incluyan trabajar con la industria local para ofrecer conectividad a Internet, ofreciendo capacitación profesional y las guías para integrarse a nuestros programas".

Sobre el programa de MIT, el ejecutivo de Intel dice que "la diferencia está en un producto concreto e integrado a un programa de varios ejes. Somos reales". Lo que les da la ventaja, pero que al mismo tiempo les depara un reto, pues el precio sigue siendo lo que importa en los países de bajo poder adquisitivo. Para profundizar el programa, de seguro Intel deberá acelerar el paso si en julio ya desembarca el primer millón de XO.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?