| 11/13/2009 12:00:00 AM

La transformación de la banda ancha

A medida que se consolidan las conexiones de banda ancha móvil, los proveedores de servicios fijos deben explorar nuevas posibilidades para no perder terreno.

Los servicios de conexión de banda ancha móvil ganan cada vez más participación en el mercado. Según el Ministerio de Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones (MinTIC), entre diciembre de 2008 y junio de 2009, el número de suscriptores a telefonía celular que tienen un contrato para acceder a internet aumentó en 216,5%, con 495.730 nuevos usuarios.

Las conexiones inalámbricas están elevando la productividad de las empresas, ayudan a ahorrar tiempo, agilizan sus comunicaciones y realizan sus funciones diarias de forma más eficiente. "Así, los empleados tienen acceso desde sus teléfonos celulares a sistemas de CRM o SAP, al tiempo que las empresas pueden ubicar a sus fuerzas de ventas y procesar sus pedidos desde cualquier lugar", comenta Guillermo Ocampo, director de marketing y unidades de negocios de empresas de Telefónica Colombia.

Ahora bien, el creciente auge que tiene la telefonía móvil al interior de las compañías ha puesto en alerta a los prestadores tradicionales de servicios de banda ancha que, aunque aún siguen creciendo en Colombia, comienzan a enfrentarse a los servicios móviles, que están mejorando su cobertura y capacidad de transmisión, al tiempo que reducen sus precios.

Según la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), las nuevas suscripciones a accesos dedicados fijos a internet apenas llegaron a 220.664 durante el primer semestre del año, lo que representa una caída de 41,5% con respecto al mismo periodo de 2008, cuando llegaron a 641.868. Además de coincidir con el aumento en la promoción de servicios móviles de datos, este hecho muestra la devolución de conexiones por parte de suscriptores que las adquirieron en periodos previos.

Varios analistas esperan que la adopción de banda ancha fija durante los próximos años esté supeditada a sus posibilidades de ser convergentes con las redes celulares. Para Pierre Fortier, gerente de la división de consultoría de Analysys Mason, la única salida que tendrán los prestadores de servicios de banda ancha para sobrevivir será "poner un pie" en el mercado móvil, a través de alianzas o de fusiones.

"Las empresas deben buscar la forma de ingresar y mantenerse en ese ecosistema que se está formando alrededor de aplicaciones en línea, como redes sociales o transmisiones de video. Esos servicios seguirán creciendo y los usuarios querrán acceder a esos contenidos desde fuera de sus hogares y oficinas", dijo Fortier a Dinero, durante el Congreso de Telecomunicaciones Andicom, realizado a finales de octubre pasado.

Nuevos modelos

La realidad del nuevo mercado está obligando a que los prestadores de servicios de banda ancha replanteen sus negocios hacia modelos de servicio más llamativos. Según Osvaldo Di Campli, presidente para América Latina y el Caribe de Alcatel-Lucent, mientras que la voz se ha convertido en un bien básico, poco diferencial, la transmisión de datos ofrece una inmensa posibilidad para monetizar ideas.

"La gente, por ejemplo, pagaría por ver una señal de fútbol en tiempo real y en donde se encuentre a través de sus celulares o en sus computadores. Esto mismo sucede con aplicaciones más verticales, como la telemedicina o la tele-educación, donde las redes de banda ancha se convierten en impulsadores para nuevos negocios", comenta Di Campli.

En este sentido, Alejandro Girardotti, product manager de Global Crossing Latin America, comenta que las corporaciones están viviendo una migración hacia aplicaciones IP, para las cuales deben contar con redes de banda ancha que estén preparadas. "Hay un gran interés por entornos colaborativos, donde los usuarios comparten archivos de gran tamaño, cuentan con servicios de voz sobre IP y con comunicaciones unificadas. Estas herramientas optimizan los gastos de las organizaciones y sacan más provecho a sus conexiones", explica Girardotti.

Otro servicio al cual le están apostando las empresas de comunicaciones es la virtualización de las aplicaciones. En este caso, les ofrecen a los usuarios empresariales la posibilidad de ingresar desde cualquier computador a las mismas herramientas de software que tienen en sus oficinas, con las mismas características de velocidad y estabilidad de las redes.

Según Guillermo Ocampo, de Telefónica Colombia, esta tecnología ayuda a impulsar tendencias como el teletrabajo y la telepresencia, que elevan la calidad de vida de los colaboradores y permiten que las organizaciones reduzcan sus gastos administrativos.

"Algunos operadores le estamos apostando a brindar servicios integrales de outsourcing, en los cuales aprovechamos la convergencia de líneas fijas y móviles para gestionar las comunicaciones de las compañías, en cuanto a conectividad, servicios de voz y de help-desk. Entonces, las empresas se pueden dedicar a su negocio", comenta Ocampo.

Al final, los prestadores de servicios de banda ancha fija apuestan por su supervivencia a través de servicios diferenciales, como el teletrabajo y las comunicaciones unificadas. Irónicamente, también deben intentar contar con relaciones estables y duraderas con los operadores de telefonía celular, su principal amenaza para continuar en el mercado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?