| 2/6/2009 12:00:00 AM

En busca del usuario perdido

Una buena ubicación en los resultados de motores de búsqueda es la mejor forma para llegar a nuevos clientes

Los motores de búsqueda se han convertido en el principal aliado de las empresas interesadas en impulsar sus negocios a través de sus sitios web. Según el informe Latinteractivo, realizado por la consultora Resultics, el 87% de los navegantes en América Latina busca referencias en línea de los productos antes de comprarlos en comercios físicos.

Si un usuario decide reemplazar su televisor, seguro escribirá 'televisores pantalla plana Colombia' en algún servicio de búsqueda. Entre los resultados que obtenga, dará clic en aquel que llene sus expectativas para informarse o comprar el producto. "La mayoría de personas no pasa de la primera página de resultados, por eso es importante estar en las primeras posiciones", dice Francisco Forero, gerente de Google Colombia.

Estar bien ubicado en las páginas de resultados de los motores de búsqueda es entonces una prioridad para cualquier compañía. Más si tenemos en cuenta que, para 2013, los usuarios colombianos de internet llegarán a 18 millones y realizarán transacciones por más de US$2.000 millones, según Pyramid Research.

Los servicios de búsqueda son la forma más usada por los navegantes para encontrar información entre 162 millones de sitios web que existen. De hecho, Yahoo!, Google, YouTube y Live.com (Microsoft) son, en ese orden, los sitios con mayor tráfico en el planeta, según el servicio de estadísticas web Alexa.com.

Por eso, una clave para figurar en la red radica en hacer que su empresa aparezca destacada en las búsquedas. "Más del 60% de las visitas que reciben los sitios web provienen de resultados en motores de búsqueda", dice Nicolás Martínez Habibe, experto en diseño web.

Aunque no hay una fórmula mágica, las empresas pueden aplicar buenas prácticas en el diseño de las páginas web, la elaboración de los contenidos y la utilización de los recursos técnicos para escalar posiciones en los listados de resultados. "El juego se llama relevancia y se trata de llevar tráfico calificado al sitio web; es decir, consumidores que compren los productos", dice Forero.

Dinero consultó a directores de motores de búsqueda, diseñadores especializados y directores de contenido con el fin de conocer las mejores prácticas para mejorar la ubicación de un sitio web en esos listados. Según Martínez Habibe, usar técnicas de optimización para motores de búsqueda (SEO, por su sigla en inglés) brinda más visibilidad a los productos, asegura el uso de estándares y puede significar un mejor retorno en la inversión.



Estructura y contenidos

La clave para optimizar un sitio de internet está en dar concordancia entre los elementos técnicos y los componentes de contenido que forman cada página web. Si bien hay medidas sencillas para lograr la coherencia entre estos elementos, muchas veces es mejor contratar firmas especializadas que realicen las acciones indicadas.

Según Ninfa Sandoval, directora de contenidos de Terra Colombia, el primer paso para una iniciativa de SEO consiste en analizar a profundidad el estado del sitio web. "En muchos casos se debe rediseñar completamente, pues no se contemplaron aspectos básicos en su diseño y en sus herramientas de administración, como la posibilidad de usar palabras claves en textos y fotos".

A grandes rasgos, las páginas web están escritas en un lenguaje llamado HTML, que está basado en etiquetas, términos invisibles para los usuarios que definen los atributos (color, fuentes, posición de las imágenes, etc) y elementos del documento (textos, imágenes, vínculos, entre otros). También existe otro tipo de etiquetas que entrega información de la página a los motores de búsqueda: los metatags.

Cuando un sitio empresarial no usa metatags en sus páginas, los motores de búsqueda difícilmente los tendrán en cuenta en sus resultados, pues estos incluyen sus títulos, palabras claves y periodicidad en que deben revisarlas. "En los casos en que no hay metatags, los gestores del sitio pueden crear textos claros, en los que lo más relevante vaya primero y luego buscar que lo enlacen otras páginas", dice Martínez Habibe.

Hay otras acciones sencillas para que los elementos de contenido (como textos e imágenes) se reflejen en los servicios de búsqueda en línea. Por ejemplo, los sitios empresariales pueden usar palabras clave que sean de uso común para describir sus productos y escribir los textos de sus páginas web. "Lo ideal es preguntarse ¿qué buscaría alguien para llegar a los contenidos que le estoy ofreciendo?", agrega el experto.

En esto concuerda Ninfa Sandoval, quien advierte sobre los problemas que genera la falta de concordancia entre los elementos: "Si para buscar usuarios pongo 'Natalia Paris' como palabra clave en un sitio que vende automóviles, el motor de búsqueda lo bloqueará al ser una mala práctica". En este caso, si incluye palabras relacionadas con su sector (como 'carros' o 'repuestos'), se considerará relevante y tendrá una mejor ubicación en los resultados.

Las imágenes que se utilizan en el sitio también son fundamentales para optimizar los contenidos para los buscadores. Según Sandoval, estas deben llevar descripciones internas que se relacionen con el contenido general.

Optimizar un sitio web no garantiza que más personas lo vayan a visitar. Sin embargo, brinda estructuras más apropiadas para que los visitantes encuentren lo que buscan realmente y ayuda a generar comunidad en torno a unos contenidos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?