| 6/26/2009 12:00:00 AM

El hogar, la nueva oficina

Gracias a varias tecnologías, el teletrabajo permite elevar la calidad de vida de los empleados y reducir los costos de las empresas.

El tráfico en las grandes ciudades se ha convertido en uno de los mayores enemigos de la productividad y del clima laboral al interior de las compañías. Por ejemplo, según el reporte anual del Observatorio de Movilidad, el 64% los bogotanos tarda una hora o más para llegar a su trabajo.

Esta pérdida innecesaria de tiempo afecta tanto a los colaboradores, que se deben reponer de los 'trancones' antes de comenzar su jornada, como a las organizaciones, que terminan con personal desmotivado y pierde productividad. Tristemente, esta escena es cada vez más común en algunas poblaciones del país.

Como parte de las estrategias que implementan las empresas para reducir el impacto de dicho inconveniente está el teletrabajo. Para Gerardo Chávez, gerente de desarrollo de negocios de comunicaciones unificadas de Cisco, el teletrabajo es la habilidad de un empleado para cumplir con todas sus funciones en un lugar fuera de su oficina, sea en su casa, un hotel o un aeropuerto, por ejemplo.

Mediante el uso de varias tecnologías, los empleados acceden desde cualquier computador a los mismos datos y aplicaciones de software que utilizan en sus oficinas, conversan con sus colegas o asisten a reuniones como si estuviera en el mismo salón. "El teletrabajo aumenta el nivel de satisfacción de los empleados, al tiempo que la empresa gana flexibilidad en la operación y controla el ausentismo en sus oficinas, en caso de enfermedades", comenta Chávez.

Entre las herramientas que componen los sistemas de teletrabajo sobresalen las comunicaciones unificadas, la telepresencia (ver Dinero 327) y las aplicaciones de productividad en ambientes colaborativos web.

De esta forma, las comunicaciones unificadas permiten que el empleado esté disponible para los requerimientos de la empresa en todo momento, al combinar sistemas de mensajería instantánea, telefonía fija y celular, y servicios de correo electrónico. Por ejemplo, el usuario puede vincular su extensión telefónica a su celular, para recibir todas las llamadas sin importar su ubicación.

A su vez, la computación en nube -aplicaciones que están disponibles en internet y que los usuarios pueden acceder a ellas a través de cualquier navegador- brinda la posibilidad de que los trabajadores utilicen el software de sus oficinas en cualquier equipo, desde computadores hasta teléfonos inteligentes. En este caso, empresas como Google, Microsoft y Zoho ofrecen aplicaciones gratuitas que se pueden utilizar en línea.

Beneficios sin límites

En los últimos años, el teletrabajo se ha convertido en el pilar productivo de diferentes mercados y sectores económicos. Según el Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo, los principales servicios que se realizan actualmente mediante teletrabajo en Colombia se relacionan con diseño, tecnologías de la información, ingeniería y consultoría.

José Armando Velásquez, director de la fundación Cetelco, comenta que las empresas que implementan planes de teletrabajo ven inicialmente una reducción en sus costos fijos, que puede llegar al 50%, por concepto de alquileres, servicios generales y materiales de oficina, entre otros. "A esto se suma la posibilidad de realizar las labores sin limitaciones geográficas, retener a trabajadores más calificados e incentivar la capacitación laboral".

Por su parte, los colaboradores equilibran la vida familiar y el trabajo, lo cual genera un mejor desempeño. "Muchos empleados manifiestan sentirse mejor al trabajar cerca de sus familias, con menos interrupciones y en un ambiente menos estresado. Estudios demuestran que los empleados pueden ser hasta un 50% más productivos cuando se trabaja en este tipo de ambientes", comenta Carlos Barrera, arquitecto de IT para Sur América en IBM.

"Los requerimientos básicos para implementar el teletrabajo obligan una infraestructura básica de comunicaciones y de conectividad con redes privadas virtuales (VPN, por su sigla en inglés) que permiten a cualquier empleado, desde cualquier lugar, conectarse de forma segura con sus aplicaciones core de negocio", agrega Barrera, de IBM.

Andrés García, gerente de la unidad de negocios de Microsoft Colombia, comenta que estas tecnologías están basadas en internet, por eso los teletrabajadores no necesitan grandes requerimientos técnicos para disfrutarlas. "Básicamente, los usuarios deben tener una conexión de banda ancha de 2 megabits por segundo (mbps) para intercambiar los datos sin inconvenientes".

Si bien el teletrabajo es una alternativa para elevar la calidad de vida de los empleados y reducir los costos operativos, las empresas deben eliminar sus preconceptos antes de implementarlo. Ante todo, ser concientes de que estas tecnologías permiten tener control del personal, aunque no esté sentado en su puesto de trabajo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?