| 10/12/2007 12:00:00 AM

Echando raíces

Linux se certifica cada día más como ciudadano del mundo, aumenta su presencia en servidores y pc’s, y sus impulsores escuchan con mayor frecuencia las campanas de la caja registradora.

En los computadores que encuentra cada pasajero de la Singapore Airlines, en los flamantes Airbus A380, o en la "Fundación Cristiana para Niños y Ancianos", una institución sin ánimo de lucro en Cali que atiende a personas de escasos recursos económicos, Linux vive y es el protagonista de una pequeña, silenciosa, pero cada vez mayor revolución global.

Y si bien es cierto que el 'pingüino', según IDC, no llega a habitar más del 2% de los computadores de escritorio en el mundo, las empresas, y sobre todo los gerentes de sistemas, han ido creando las oportunidades para que el sistema operativo de la cultura del software libre (open source), salga de los servidores de la Nasa y los sótanos de los nerds a las oficinas y a los servidores de servicios cotidianos y tareas críticas de la industria y las telecomunicaciones.

Poco a poco, y con la fe del carbonero, empresas globales como Novell-Suse y Red Hat, han ido evangelizando país por país sobre la seguridad, confiabilidad y robustez de Linux. Han debido afrontar mitos como el de que es gratuito de cabo a rabo, porque es libre, y que, en consecuencia, es un producto del mundo virtual que no ofrece garantías. Falacias que han sido, y siguen siendo, un par de los principales obstáculos para su arribo a niveles más básicos de la cadena de usuarios, donde reina Microsoft, y que le han dado el poder, comercialmente hablando.

Romper con estas leyendas urbanas, es también el trabajo de los socios de negocios de las multinacionales en cada país. Y son estos socios locales los que además deben impulsar toda la cadena técnica y comercial, para que Linux crezca como un producto, pero sobre todo, como una respuesta eficiente y seria, y una alternativa real al rey del mercado.

"Se llegó a creer que Linux era sólo para pequeñas o medianas empresas y en soluciones que complementaran la operación del negocio", comenta Diego M. Gómez, gerente general de Pulxar en Colombia, hablando de uno de los obstáculos que encontraron él y sus socios cuando decidieron jugársela, hace más de ocho años, por el software libre para hacer empresa de tecnología. "Confundir el sotfware libre (código abierto) con algo absolutamente gratis, hizo y hace que las empresas no valoren el producto o crean que están comprando un paquete chileno", y anota que el proceso de adopción de este tipo de tecnologías en el país ha sido más lento que en otras naciones como Brasil, Argentina o Venezuela, pues "los fabricantes y las multinacionales prefirieron esperar a que otros se arriesgaran y dependiendo de los resultados, iniciar tímidamente con proyectos simples (...)".

Sin embargo, la tendencia en Colombia es al crecimiento del territorio Linux. Pulxar lo refleja en sus estados financieros, donde, entre 2004 y septiembre de este año ha crecido en un 45% sus ingresos operacionales y en 200%, superando las dos centenas, el número de empresas que pagan sus servicios de implementación y consultoría en el país.

"Recientes proyectos Linux, como la venta de acciones de Ecopetrol; la migración de SAP de Windows a Red Hat en la Gobernación de Cundinarmarca; o el cluster de correo electrónico para 15.000 usuarios en la Dian, vendido por ETB; generan las bases para que las empresas que aún piensan que Linux no está listo para el sector corporativo, comiencen a tenerlo presente como una alternativa seria", dice Gómez.

Como era de esperarse, en el país no existe una estadística seria del nivel de adopción empresarial de este sistema operativo, y sobre cómo va la competencia Linux-Windows, pero Gómez habla de que en toda Colombia ya deben existir más de 2.000 empresas que están utilizando Linux en algún servidor de producción de sus organizaciones. "Pulxar, solamente en estos ocho años de experiencia y penetración en el mercado, ha atendido a cerca de 300 empresas de forma directa o indirecta tan sólo en Bogota", y habla de la presencia de compañías colegas en Medellín, la Costa Atlántica, los Santanderes, Cali y Pasto.

Ayúdate, que yo te ayudaré

En la vida del pingüino han sido claves las alianzas para su expansión. De hecho, su ADN es la colaboración de desarrolladores a través de internet. Su génesis cuenta con la materia gris de cientos de ingenieros, diseñadores, programadores, curiosos y talentosos, que han logrado moldear un mundo del soplo divino del creador de Linux, Linus Torvalds, en la década de los 80.

Hoy por hoy, Suse está en manos de Novell, pero interactúan además con Microsoft, ¡quien lo creyera! y Dell; mientras Red Hat sigue en la lucha gracias a la gran cadena de alianzas que ha logrado alrededor del mundo y a su anclaje en desarrollos con gigantes como Oracle y HP. Por su lado, IBM ha jugado hombro a hombro con todos y es uno de los motores para que Linux tenga más fuerza, por lo que no es fortuito que seis de las mejores súper computadoras sean IBM (según Top500 Supercomputes), y de ellas cuatro tienen Linux adentro, mientras que la compañía Cray Inc, tiene dos de las tres más poderosas del planeta, y hablan el idioma libre.

Y en este mundo de alianzas, Colombia se mueve también, y tanto IBM como HP y Oracle han venido creciendo su oferta de integraciones sobre Linux. Para unirse al grupo, Synapsis Colombia espera la confirmación de un acuerdo regional con Red Hat, extensible desde Synapsis Perú, para prestar servicios de implementación, apoyo y soporte de ese sistema operativo.

Scott Firth, director de marketing del sector de telecomunicaciones en IBM y quien dirige la alianza con Oracle, dice que "los costos de hardware, sistema operativo, entorno y soporte pueden ser menores en los entornos que utilizan grid computing con el sistema operativo Linux que en un servidor tradicional para empresas Unix o entornos de mainframe". A esto es importante agregar que, lo que se debe realmente pagar con generosidad (autónoma, no firmada) en entornos Linux, es el servicio de soporte y acompañamiento.

"El software libre (SL) se sostiene con servicios de consultoría, soporte y entrenamiento certificado, no de licencias. Por ende, todo el dinero es invertido en pagar salarios y gastos administrativos, lo cual no deja excedentes para hacer mercadeo, eventos, etc., como lo hacen las empresas tradicionales de software y hardware", explica Gómez, de Pulxar, y comenta que no entender esta dinámica, hace que los ingenieros certificados en Linux no sean pagados con justicia respecto a sus colegas en Windows o Unix, lo que a su vez hace que la oferta de expertos en SL sea menor a la necesaria para profundizar la colocación de la tecnología.

Corazón de pingüino

El bastión de Linux desde sus inicios han sido las instituciones educativas. Aquí en el país es igual. La mayoría, por poco la totalidad de los grupos de investigación, acompañamiento y desarrollo de SL, tiene epicentro en las universidades.

Desde allí se han gestado proyectos de acercamiento de Linux a la comunidad como el caso de la Universidad del Cauca, desde donde Libardo Pantoja, Francisco Sanabria y Ulises Hernández Pino, se pusieron en la tarea de dotar con una sala de cómputo de altas especificaciones a la "Fundación Cristiana para Niños y Ancianos - Proyecto Cali", que recibe aportes de colombianos en el exterior. "El dinero disponible solo alcanzaba para costear las licencias de la mitad de equipos necesarios para dar un buen servicio a los usuarios potenciales", dicen, "y no se tenían siquiera esos equipos". Por eso decidieron probar varios desarrollos de Linux hasta dar con Guadalinex, que les permitió darle alas a un proyecto que tuvo como eje reutilizar computadores donados a la Fundación, y con el dinero compraron dos servidores centrales con tecnología de punta, desde donde se administran las aplicaciones (de texto, cálculo, dibujo, presentación...)

"Para los usuarios, este proceso es transparente, pues el almacenamiento y ejecución de los programas parece local, es decir, en los equipos que están trabajando", explican, pero realmente todo el trabajo pesado lo hacen las dos súpermáquinas que ellos hicieron posible comprar. "Gracias a las posibilidades que brindan los sistemas GNU/Linux, creemos que es posible desarrollar este tipo de experiencias en colegios, oficinas, instituciones y hogares con un considerable ahorro de dinero y contando con software legal", concluyen. Piense ahora usted, lo que podría hacer en su empresa.

Otro caso es el que comenta Fredy Rivera Bermúdez, columnista de Essentia Libre, una revista que se dedica a impulsar el SL en Suramérica. Ocurrió en Cali, en Oncomedic, institución con más de 13 años de experiencia en el tratamiento del cáncer en el centro de Colombia, pero con un muy escaso presupuesto para contar con una plataforma de gestión y administración de citas, historias clínicas, personal y remisiones, entre otras operaciones. Así que, luego de estudiar cada proceso y cada rol de la empresa se implementó el sistema Oncolinux. "[La entidad] contaba con la información de aproximadamente 1.200 usuarios que había almacenado durante varios años en diversos formatos mediante procesadores de texto. En una experiencia previa se intentó una sistematización basada en el sistema propietario de bases de datos MS Access, la cual fracasó en parte por los elevados costos que implicaba la adquisición de licencias", dice Rivera.

En estos casos, lo que se destaca es la posibilidad de construir soluciones poderosas y muy útiles, sin grandes inversiones. Sin embargo, es de resaltar que para operaciones complejas, los ingenieros consultores certificados son la prenda de garantía. Y por ello, para empresas con ciertas complejidades por sistemas preexistentes, para integraciones y grandes migraciones, empresas con trayectoria son lo indicado, pues como dice Gómez de Pulxar: "Los clientes, en vez de echarle la culpa al personaje [implantador], terminan dando malos comentarios sobre Linux, diciendo que no sirve o es inestable".

El software libre ya es una alternativa seria en Colombia, solo es cuestión de darle una oportunidad a los que saben sacarle partido. Ábrale las puertas al pingüino, puede ahorrarle mucho con su visita.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 527

PORTADA

Ranking de las marcas más poderosas en las redes sociales 2017

Las redes sociales se han convertido en un medio de interacción de las empresas con sus audiencias. Invamer y Dinero entregan los resultados de cómo las gestionan 100 de las principales marcas del país.