| 2/20/2009 12:00:00 AM

Ahorros reales desde un mundo virtual

Gracias a la virtualización, las empresas pueden reducir gastos y ganar agilidad en su operación.

Imagínese que en Bogotá solo pudieran circular automóviles que llevaran todas sus sillas ocupadas. Seguramente los trancones se reducirían, habría más espacio en los parqueaderos y bajaría el índice de contaminación en la ciudad. Y si cada pasajero pagara una parte del combustible, el dueño del carro podría invertir el dinero que se ahorra en otras necesidades de su hogar.

Aunque sea una utopía en temas de movilidad, este es el concepto que aplican muchas compañías para reducir sus gastos en adquisición de servidores, ahorrar dinero en energía eléctrica y recuperar valioso espacio físico dentro de la empresa. Según Luis Alberto Álvarez, ingeniero de ventas de Citrix, con una estrategia de virtualización -como se llama esta tecnología- las empresas pueden reducir sus presupuestos de tecnología hasta en 50%.

Básicamente, la virtualización responde al modelo tradicional para gestionar una red empresarial. Antes, las empresas debían comprar un servidor para cada tarea que realizaba el grupo de trabajo, como recibir y enviar correos electrónicos, centralizar los archivos o gestionar sitios web. Al final, cada servidor apenas usaba entre 5% y 25% de su capacidad real de cómputo, según la analista Gartner.

La virtualización es un conjunto de herramientas de software para crear varios 'servidores virtuales' (o máquinas virtuales) y realizar más de una tarea en un solo servidor físico. Según Álvarez, una compañía ahorra dinero en compra de servidores y en el consumo de electricidad de los equipos y de los sistemas de refrigeración para evitar el recalentamiento. "Con la virtualización, una empresa puede pasar de tener 20 servidores a 4 ó 5, que a su vez contengan 20 ó 30 máquinas virtuales".

Esta tecnología también impacta en la forma de trabajo en las áreas de Tecnología de la Información, TI: en lugar de darle soporte físico a enormes 'granjas' de servidores, ahora los profesionales de TI gestionan dinámicamente los recursos según las necesidades del negocio. Por ejemplo, si a fin de mes el sistema de facturación requiere mayor capacidad de procesamiento, el administrador simplemente la asigna.

Otra ventaja de la virtualización de servidores está en la agilidad que brinda a la compañía para realizar actualizaciones. "Si la compañía debe cambiar la máquina, solo mueve el servicio virtual a otro equipo, tan fácil como arrastrar un archivo y sin perder tiempo en su implementación", dice Fabio Rodríguez, gerente de estrategia de Microsoft Colombia.

El auge por la virtualización es tal que compañías como VMware, Microsoft, HP, Dell, IBM, Lenovo, Citrix e Hitachi ya cuentan con productos de esta tecnología y la analista Gartner predice que antes de 2012 transformará la forma como se gestiona, se implementa y se gestionan costos en tecnología. "Hoy es posible correr un PC prácticamente sin disco duro, pero haciendo el procesamiento de forma local, al presentar la información en forma de flujo de datos", dice Marcela Perilla, gerente general de Dell Colombia.

Iván Ballesteros, gerente general de Lenovo, comenta que los servidores para esta tecnología pueden ser un poco más costosos, pero al sumar el ahorro en la operación y número de equipos, resultan más económicos. Por lo pronto, el sitio web CIO, especializado en gerencia, estima que entre 60% y 80% de las áreas de tecnología virtualizarán sus equipos en los próximos años.

Del servidor al PC

Ahora imagínese que no tuviera que manejar hasta su empresa para tener un equipo con los mismos programas y archivos de su oficina. Seguro el tráfico de la ciudad se reduciría a su mínima expresión. Justamente, la virtualización de aplicaciones y la de escritorios (o de presentación) hacen eso.

La virtualización de aplicaciones permite que los usuarios accedan a las aplicaciones de la oficina desde cualquier equipo con conexión a internet. "El programa aparece como si estuviera instalado en mi equipo, incluso usa su memoria y disco duro, aunque en realidad está en un servidor de la empresa", dice Fabio Rodríguez, de Microsoft.

Como las aplicaciones corren en ambientes virtuales, son compatibles con todas las plataformas de usuario. "El entorno virtual actúa como una capa intermedia que permite la interacción entre aplicaciones y sistema operativos, sin conflictos", dice Carlos Florez, gerente general de Netsac.

De hecho, cuando se actualiza una aplicación, el cambio se replica de inmediato en los equipos de los usuarios. Para Mauricio de Hoyos, gerente de ventas de servidores estándar de HP Colombia, esto ayuda a liberar al personal calificado de tareas de soporte técnico y le da flexibilidad para tareas más estratégicas.

Por su parte, la virtualización de escritorios (o de la presentación) permite que los usuarios accedan a la misma interfaz personalizada de sus oficinas desde cualquier computador conectado en línea. "Las personas ingresan a sus equipos, tan fácil como si entraran a un servicio de correo en línea", dice Álvarez, de Citrix.

Esta tecnología garantiza la seguridad de los datos, incluso ante fallas imprevistas: si hay cortes de energía, el usuario sólo debe acceder a su escritorio desde otra máquina para seguir trabajando, pues su trabajo se almacena en el servidor.

La virtualización en todos sus 'sabores' garantiza una reducción en costos de gestión de sistemas y brinda agilidad para afrontar los cambios. Sin embargo, como con la movilidad de una ciudad, su mayor reto será lograr que los usuarios se beneficien en sus labores diarias.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?