Vuelve y juega

| 11/9/2001 12:00:00 AM

Vuelve y juega

Con su decisión de subir los aranceles a las grasas y aceites y encarecer el costo de importación, Venezuela le da un nuevo golpe al espíritu de integración de los países andinos. Mientras el dinamismo comercial de esta región es evidente --creció 20% en los 10 primeros meses del 2001--, el vecino país, a pesar de ser uno de los grandes beneficiados con sus ventas en el mercado intrarregional, sigue con la política de restringir sus importaciones, generar un ambiente enrarecido en las relaciones comerciales y, de paso, darle otro golpe a la ya resquebrajada Comunidad Andina de Naciones.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.