| 12/17/1999 12:00:00 AM

Una nueva forma de hacer las cosas

Si la reforma tributaria domina la agenda política y empresarial durante el primer semestre, ¿en qué quedarán la economía y las posibilidades de inversión? No se puede repetir el calamitoso proceso de decisiones económicas de 1999, que multiplicó y prolongó la incertidumbre. Urge acelerar la agenda de decisiones fiscales y financieras para salir del hueco, con más celeridad que lo acordado con el FMI, antes de que la política de las elecciones locales lo haga imposible. ¿No es tiempo de un pacto de gobernabilidad económica y fiscal para las primeras semanas del año que permita despejar toda la agenda en sesiones extraordinarias del Congreso antes de marzo?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?