| 10/24/2012 6:00:00 PM

Tarjeta roja


Las tensiones entre el gobierno nacional y la administración del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, generan ruidos innecesarios y podrían terminar afectando el desarrollo de la capital. Si bien las partes han justificado sus posiciones con un arsenal de argumentos, ya es hora de un análisis reposado y con cabeza fría que permita encontrar salidas y no generar más problemas en una ciudad que exige soluciones.                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?