| 6/26/2013 6:00:00 PM

Sí pero no

Las condiciones de pobreza en que viven cientos de campesinos en la región del Catatumbo ameritan sus marchas de protesta. Pero la reivindicación de derechos no puede pasar por la comisión de actos vandálicos y violentos, porque se desvirtúa la protesta y abre la puerta a la infiltración de grupos al margen de la ley. Resulta urgente que haya un diálogo directo para buscar puntos de acuerdo y poner fin a este conflicto.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?