| 2/18/1998 12:00:00 AM

Semáforo

La decisión de los más importantes grupos económicos, como Sarmiento, Bavaria y el Sindicato Antioqueño, de abrir sus empresas a nuevos accionistas, es la mayor oportunidad que se presenta para los mercados de capitales en muchos años. En los mercados locales puede estimular el ahorro y la participación de pequeños y medianos accionistas. En los mercados internacionales puede obtenerse la disciplina financiera y transparencia que requieren Wall Street y el acceso a los mercados europeos, hoy con mayor liquidez y normas de control más cercanas a nuestra tradición.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?