| 2/26/1999 12:00:00 AM

Remedios peores que la enfermedad

El arreglo de las cargas financieras requiere colaboración de prestamistas y deudores. Las entidades financieras no deberían abusar, y las empresas y hogares deberían honrar sus obligaciones. Las iniciativas de moratoria general, que ganan peso en el Congreso, o de moratoria parcial, que ganan audiencia entre los usuarios del upac, pueden romper la confianza que es la esencia de la relación crediticia: la base del mercado de capitales y del crecimiento económico. La codicia de unos y el populismo de otros son ahora más peligrosos que nunca.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?