| 2/25/2000 12:00:00 AM

¡Qué falta de responsabilidad!!!

El incumplimiento del contrato de mantenimiento de las calles de Bogotá por parte de la empresa mexicana ICA es de una irresponsabilidad mayúscula con los habitantes de la ciudad. Abandonar las vías sin terminarlas, con el invierno ad-portas, puede llevar a destruirlas antes de su inauguración. Haber hecho las cosas mal, o no haberlo querido ver, no puede ser motivo de orgullo para nadie. Los costos de mala infraestructura para la ciudad son enormes, y aun el proyecto del Transmilenio se enreda. Para no frustrar un final feliz al gobierno de Peñalosa, ¿no es tiempo ya de montar una estrategia de emergencia?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.