| 10/26/2001 12:00:00 AM

Por la Bogotá que queremos

La culminación de las obras de infraestructura de Bogotá quedó al borde de la parálisis, tras el hundimiento del proyecto de cobro de valorización anticipada por $153.000 millones. Esta decisión y la reticencia del Concejo a aprobar la reforma tributaria distrital ponen en serio riesgo el desarrollo de la capital. De no conseguirse nuevos recursos, la ciudad entraría en una etapa de deterioro. Es hora de definir qué ciudad quiere el Concejo: si la del corto plazo y la improvisación, o la de novedosas estrategias para fortalecer su desarrollo hacia el futuro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 527

PORTADA

Ranking de las marcas más poderosas en las redes sociales 2017

Las redes sociales se han convertido en un medio de interacción de las empresas con sus audiencias. Invamer y Dinero entregan los resultados de cómo las gestionan 100 de las principales marcas del país.