| 3/14/2012 12:00:00 PM

Pare. Vergüenza ajena

La jornada de anarquía que vivió Bogotá el 9 de marzo, en protesta por el mal servicio del sistema Transmilenio, debe recibir total rechazo por parte de la sociedad. No es con actos vandálicos como se pueden lograr mejoras en un sistema que, a pesar de sus fallas, se ha convertido en columna vertebral de la movilidad. Más concertación y menos violencia serán temas claves.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?