| 2/18/2011 12:00:00 AM

Pare. Paro camionero

Un mal precedente sentaron las autoridades nacionales y municipales con los manejos descoordinados durante la protesta de transportadores de carga por carretera. El inconformismo de un reducido grupo de camioneros que rechaza la eliminación de la tabla de fletes –que solo opera en Colombia– terminó afectando la movilidad y el trabajo de miles de ciudadanos ajenos al tema. Por legítimos que sean los derechos que se defienden, es inaudito que el país sufra las consecuencias y que no se hayan tomado medidas para evitar el impacto de estas protestas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?