| 4/11/2012 6:00:00 PM

PARE ¡No hay derecho!

Un mal sabor deja el fallo de los conjueces del Consejo Superior de la Judicatura que aparta a la contralora general, Sandra Morelli, de las investigaciones contra funcionarios con fuero constitucional, entre ellos los magistrados. La Contraloría venía cumpliendo un destacado papel para ‘ponerle el cascabel al gato’ y atajar el carrusel de pensiones en la rama judicial. La decisión es una mala señal de un sector que debería dar ejemplo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?