| 7/19/2007 12:00:00 AM

Pare. Cuidar las instituciones

Hoy todavía son materia de especulación las razones de la salida del superintendente financiero Augusto Acosta. Se desconoce si salió porque desaceleró procesos de integración o castigó con multas a grupos financieros. La forma como se presentó la situación y, el manejo que se le dio, golpeó la institucionalidad de la Superintendencia Financiera; una entidad joven, que, si bien necesita ajustar procesos para adelantar su tarea, requiere apoyo para sacar adelante su agenda. Hay que preservar las instituciones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?