Otra vez

| 3/8/2002 12:00:00 AM

Otra vez

Por segunda vez, en menos de 5 meses, la licitación del Túnel de la Línea fue declarada desierta por el Ministerio de Transporte. Como sucedió en la primera ocasión, no fue posible conseguir las pólizas de fianza de seguridad y cumplimiento, en un mercado de seguros y reaseguros cada vez menos flexible por el terrorismo. El próximo movimiento queda en manos del gobierno para que busque fórmulas que permitan salvar el proyecto de infraestructura más grande de los últimos años, cuya inversión es superior a los US$230 millones.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.