Neoproteccionismo

| 5/2/2003 12:00:00 AM

Neoproteccionismo

Cuando el país está cerca de negociar en forma el Alca y comienza a animarse a intentar un acuerdo bilateral con Estados Unidos, los sectores productivos hoy más protegidos suben el tono. Con su poder de cabildeo e invocando razones de interés general, consiguen rentas extraordinarias. Los consumidores -que no tienen voz en las negociaciones comerciales internacionales- terminan pagando precios superiores a los que fijaría la libre competencia y, de paso, transfieren recursos desde su bolsillo al del poderoso productor del sector protegido.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.