| 1/23/2004 12:00:00 AM

Mico tapado

Con la reforma tributaria que acaba de ser aprobada, milagrosamente desapareció la norma que establecía una exención específica de una parte de los cánones de leasing para las empresas con activos menores a $11.000 millones. En la nueva redacción se eliminó el tope y así la exención se extendió a todas las empresas. Esto tendrá un altísimo costo para el fisco. Esto no tiene ningún sentido cuando se trata de mejorar los recaudos y no de seguir añadiendo nuevas exenciones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?