| 7/11/2003 12:00:00 AM

Mal ejemplo

Es una mala señal para las administraciones que se han caracterizado por el buen manejo de sus recursos públicos, y para las ciudades que tienen limitaciones presupuestales, que la Nación vuelva a financiar el Metro de Medellín. Pero sería una señal todavía peor que, además, se le financie el 70% de su sistema de transporte masivo (TransMilenio), como parece ser la idea. Como la ley contempla un aporte de la Nación a estos proyectos hasta del 70%, debería pensarse en disminuir el porcentaje y destinar estos recursos a ciudades que los necesiten más.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 535

PORTADA

El efecto Odebrecht en las 4G: ¿Los cierres están en peligro?

Una diferencia entre el Gobierno y un grupo de bancos por los recursos de la Ruta del Sol II ha encendido las alarmas en el sector de infraestructura. ¿Los cierres financieros están en peligro?