| 5/12/2000 12:00:00 AM

La prensa y el poder

El Presidente podría recordar siempre una diferencia entre un periodista y un estadista. El periodista queda feliz con poner en boca de todo el mundo su iniciativa noticiosa. El estadista debe quedar feliz solo cuando las iniciativas de interés público se llevan a feliz término con su cabal implementación. Hay que poner entusiasmo para culminar las cosas. Y no puede olvidarse que no puede haber un divorcio entre la política y la economía.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 527

PORTADA

Ranking de las marcas más poderosas en las redes sociales 2017

Las redes sociales se han convertido en un medio de interacción de las empresas con sus audiencias. Invamer y Dinero entregan los resultados de cómo las gestionan 100 de las principales marcas del país.