La prensa y el poder

| 5/12/2000 12:00:00 AM

La prensa y el poder

El Presidente podría recordar siempre una diferencia entre un periodista y un estadista. El periodista queda feliz con poner en boca de todo el mundo su iniciativa noticiosa. El estadista debe quedar feliz solo cuando las iniciativas de interés público se llevan a feliz término con su cabal implementación. Hay que poner entusiasmo para culminar las cosas. Y no puede olvidarse que no puede haber un divorcio entre la política y la economía.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.